FANDOM


Christ-almighty-gold-silver-foiled-orthodox-icon-4

Resulta imprescindible mencionar el correcto significado del término Ortodoxo según la tradición oriental. Según la APC Norteamericana (N.d., isafeocri.org/index.php/nuestra-fe/), la ortodoxo "no nos lleva a preguntarnos "¿qué es la verdad?", como lo hizo Poncio Pilato, sino preguntar, ¿quien es la verdad?". Ya que se tiene noción de que esta verdad es no una teoría ni idea, sino una persona: la segunda del humanizado logos de Dios, Jesucristo.

El objetivo de esta iglesia, de acuerdo a la última fuente mencionada, es "ofrecer la sanación y salvación, como adhesión del hombre y la sociedad..."

San Juan el Crisóstomo la llamo: “Hospital espiritual”. Esto se debe a que hizo esa tarea durante toda su historia.

Esta, al igual que la latina, se hace llamar santa, apostólica, católica y romana. Sacerdote de Oriente (2014, rectadoctrina.blogspot.com) explica de que el término "ortodoxa" deriva de la palabras "orthos", que significa recto y "doxa", que significa creencia. Por lo que terminamos con una iglesia que contiene la fe verdadera, de acuerdo a las enseñanzas de Jesus de Nazaret.

Para entender la estructura jerárquica de la Iglesia ortodoxa necesitamos entender el concepto de autocéfala. Según CREER (N.d., http://mb-soft.com/believe/tsc/orthodox.htm), este concepto deriva de la palabra "auto", que significa "que rige por si mismo". La Iglesia ortodoxa se define como un grupo de varias iglesias "autocéfalas". Osea, que todas tienen independencia de cada una, y pueden elegir sus propios obispos, a diferencia de la latina, donde todo lo hace el Sumo Pontífice. El obispo mas importante, por tradición, es el patriarca ecuménico de Estambul).

En lo que se refiere a doctrinas, CREER menciona que la Iglesia Ortodoxa "reconoce como auténticas las decisiones de los siete consejos ecuménicos que se reunió entre 325 y 787 y se definen las doctrinas básicas sobre la Trinidad y la Encarnación." También hay que mencionar que sus conceptos de bautismo son diferentes a los latinos, ya que este se da a los niños pequeños y no a los bebés. Se sigue con la veneración a María y también la de los santos.