FANDOM


Es el conjunto de iglesias cuya principal característica es el haber rechazado la cristología emanada del Concilio Ecuménico de Calcedonia el año 451. Lo que las une es la creencia en el credo miafista, el cual Juan Mateos (2015, http://nuevotestamentojohnpmeier.blogspot.com/2015/12/miafisismo.html) define como el movimiento que "afirma que en la sola persona de Jesús Cristo, la divinidad y la humanidad están unidas en una o singularidad ("physis"), los dos están unidos sin separación, sin confusión y sin cambio. El padre Steven Hawkes-Teeples (2011, los cristianos orientales y sus iglesias) pone énfasis en la teología oriental al hablar de la corriente del hecicasmo, el cual "se centra especialmente en la Oración de Jesús (“Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten misericordia de mí, pecador”); esta se basó en los trabajos de importantes teólogos orientales, siendo San Gregorio de Palamas su mayor defensor". El autor anterior reafirma su importancia al afirmar que el hecicasmo "elaboró una muy audaz teología de theosis o deificación, que enseña que los seres humanos pueden llegar a ser Dios mediante la participación".

Altarpiece of the Immaculate Conception Church in Jasaan, Misamis Oriental

Se dividen en varios denominaciones que podemos organizar de la siguiente forma: las que siguen el rito alejandrino (ortodoxa copta, ortodoxa eritrea, ortodoxa etíope), las de tradición siriaca (ortodoxa siria, sirio malan-kara, sirio jaco-bita) y las que siguen la tradición siria (armeniana).

De acuerdo a M'Sur (N.d., http://msur.es/religiones/iglesias-orientales/), "cada una de estas iglesias es dirigida por un patriarca". En los ritos se utilizan tradicionalmente el griego, arameo o armenio, aunque hay casos donde se habla el eslavo, el árabe y las lenguas árabe vernáculas.

También es de importancia destacar lo que dice CREER (N.d. http://mb-soft.com/believe/tsn/eastrite.htm) acerca del derecho canónico: "estas iglesias tienen su propio derecho canónico y no están vinculados por el Código de Derecho Canónico de la Iglesia occidental".

Una corriente especialmente influyente de la teología y la espiritualidad del Cristianismo oriental se conoce como hesicasmo, que se centra especialmente en la Oración de Jesús (“Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten misericordia de mí, pecador”).